Fisioterapia y osteopatía: técnicas pioneras contra los cólicos del lactante

3/10/2019 ActualidadFisioterapia / 0 comentarios

Si tu bebé tiene menos de tres meses, llora durante más de tres horas al día, mínimo tres días por semana, puede que sufra cólicos del lactante. La fisioterapia y la osteopatía han demostrado ser una alternativa eficaz para su tratamiento.

¿Qué son los cólicos?

Los cólicos del lactante son episodios de más de tres horas de llanto intenso e inconsolable en bebés aparentemente sanos, desde los quince días de vida hasta los cuatro o cinco meses.

Aunque el cuadro sintomatológico es claro, no lo es tanto la causa.

Inmadurez del bebé

Entre las posibles causas se encuentra la inmadurez del sistema digestivo. Es importante que las tomas se hagan sin demasiada ansiedad, ya que la ingesta de aire y la rapidez del tránsito intestinal del bebé pueden desencadenar episodios de cólicos.

Además, el bajo tono muscular y la mayor velocidad del tránsito intestinal, sumados a la inmadurez del esfínter que separa el esófago del estómago, pueden producir reflujo gasoesofágico, otra de las posibles causas.

Por otro lado, una flora bacteriana inadecuada, una hipertonía del diafragma, el estreñimiento o los gases serían condicionantes que explicarían ese llanto inconsolable.

Alimentación e intolerancia

El tipo de leche también condiciona la aparición de cólicos, ya que son más frecuentes en bebés con lactancia artificial o mixta. Las leches de fórmula a veces son difíciles de digerir, por lo que se recomiendan leches de fórmula básicas y evitar los cambios.

Así mismo, la alimentación de la madre puede favorecer los cólicos en bebés de lactancia materna. Se analizarán sus hábitos alimenticios para pautar ciertos consejos, como evitar la lactosa o la proteína de la leche de vaca.

¿Soluciones?

A pesar de la preocupación que generan, los cólicos son algo normal en el desarrollo del bebé y desaparecerán entre los cuatro y seis meses. Sin embargo, afectan a la calidad de vida del bebé y de sus padres.

La fisioterapia y osteopatía pediátricas se presentan como una alternativa eficaz a otros tratamientos o cambios de alimentación no siempre efectivos.

El tratamiento de fisioterapia y osteopatía evalúa las zonas de tensión en el cuerpo del bebé y aplica técnicas muy suaves y precisas en esas disfunciones para eliminar la tensión. Se hace hincapié en la cabeza y en el sacro, zonas sometidas a grandes presiones en el parto y donde está el origen del sistema nervioso, que a su vez regula el sistema digestivo.

También se incide en el diafragma para permitir la expulsión del aire y así relajar el estómago. Por último, se trata el intestino, relajando los músculos de su pared y calmando así la irritación. Es una técnica segura sin efectos secundarios, llevada a cabo por los profesionales cualificados de Oxien, que enseñarán a los padres los ejercicios adecuados para complementar el tratamiento en casa, favoreciendo la disminución de los cólicos y la creación del vínculo entre padres e hijos.

No hay comentarios todavía.

Responder

Acepto la política de privacidad