La oxigenación hiperbárica, una terapia eficaz contra la osteonecrosis causada por bifosfonatos

29/01/2019 ActualidadMedicina Hiperbárica / 0 comentarios

Los bifosfonatos son un grupo de medicamentos utilizados en la prevención y el tratamiento de enfermedades con resorción ósea, como osteoporosis o cáncer con metástasis ósea, muchas veces asociada al cáncer de mama y próstata. También se prescriben en la enfermedad de Paget y en otras alteraciones que provocan fragilidad ósea, como la enfermedad renal crónica tratada con diálisis. 

Posibles efectos secundarios: osteonecrosis de los maxilares

Son medicamentos muy eficaces, aunque en los últimos años se ha constatado un aumento en el número de casos clínicos en los que el uso de los bifosfonatos se relaciona con la osteonecrosis de los maxilares. Por ello, el odontólogo debe estar muy alerta sobre las posibles complicaciones en los pacientes que los toman.

En estos casos, será fundamental la colaboración con el oncólogo y el cirujano maxilofacial para tomar las medidas necesarias para la prevención de osteonecrosis, tales como el control de caries o el empleo de prótesis atraumáticas en la zona lingual.

Cómo puede ayudar la oxigenación hiperbárica

La osteonecrosis se manifiesta con dolor agudo, infecciones recurrentes constantes, olor característico debido a la necrosis o inflamación crónica. Actualmente, existe una terapia complementaria efectiva para su tratamiento como es la medicina hiperbárica. Así lo indica la Undersea and Hyperbaric Medical Society (UHMS) americana, que la incluye dentro de sus indicaciones aprobadas y ha desarrollado un protocolo específico para su tratamiento.

La presencia de oxígeno medicinal a una presión dos o tres veces mayor que la presión atmosférica normal produce una serie de cambios en los tejidos, que van desde el aumento de la angiogénesis (creación de nuevos vasos que irrigan los tejidos), lo que a su vez favorece la cicatrización; a la reducción de la presencia de bacterias anaerobias, de difícil eliminación en muchos casos; o al control de la inflamación gracias al mismo aumento de la presión.

De esta forma, los pacientes con osteonecrosis, como hemos podido constatar en varios casos tratados en Oxien, mejoran su calidad de vida porque disminuye el dolor, y la inflamación y las infecciones recurrentes desaparecen.

Para que se produzca este control o eliminación de las secuelas, es imprescindible que un médico hiperbarista valore al paciente y marque un plan de tratamiento adecuado. Este trabajará en coordinación con otros médicos para abordar la osteonecrosis de forma interdisciplinar.

No hay comentarios todavía.

Responder

Acepto la política de privacidad