La oxigenoterapia hiperbárica mejora el rendimiento deportivo

7/08/2019 Actualidad / 0 comentarios

Cada vez es más común leer en la prensa deportiva que conocidos deportistas recurren a la medicina hiperbárica para mejorar su rendimiento deportivo. ¿Pero qué es exactamente? ¿Para qué sirve?

¿Qué ocurre en nuestro cuerpo cuando hacemos ejercicio?

El cuerpo humano en estado de reposo consume 300 ml/min de oxígeno, que puede aumentar hasta 3000 ml/min durante el ejercicio y hasta 6000 ml/min durante el ejercicio físico intenso.

Debido a ese aumento, durante la actividad física intensa, el cuerpo acelera la respiración para proporcionar una adecuada oxigenación al organismo. Sin embargo, puede sufrir una ligera hipoxia (bajada de oxígeno), aunque sea momentánea.

¿En qué consiste la oxigenoterapia hiperbárica (OHB)?

La oxigenoterapia hiperbárica consiste en aportar al paciente oxígeno puro a una presión más elevada que la presión atmosférica. Esto genera un aumento directo y significativo de la oxigenación de los tejidos, que pueden encontrarse en un estado de hipoxia debido al ejercicio; disminuye la formación de ácido láctico y previene y disminuye los edemas.

Además, ayuda a evitar el síndrome de isquemia (supresión de aporte sanguíneo a los tejidos) por la gran formación de antioxidantes, a la par que estimula la regeneración de los tejidos y aumenta la movilización de las células madre.

La OHB ha demostrado utilidad en diversas indicaciones dentro del campo de la traumatología, entre ellas, el tratamiento precoz de las lesiones musculotendinosas.

Aumento del rendimiento deportivo

Además del tratamiento de lesiones, se ha constatado un efecto no esperado: la mejoría del rendimiento físico del deportista y la recuperación de la fatiga en deportistas de alto nivel que han recibido OHB después de una lesión traumática. Su recuperación tras los esfuerzos y su rendimiento mejoraron de forma notoria.

La OHB puede ayudarnos a recuperarnos más rápidamente después de los partidos, entrenamientos intensivos, campeonatos y carreras largas, duras o muy extenuantes. Es necesario recordar que siempre debe aplicarse como una terapia complementaria.

El aumento del aporte de oxígeno al músculo en el estado de fatiga, o en el momento de la recuperación muscular, estimula la actividad celular y ayuda a disminuir la sensación de cansancio. Los estudios realizados parecen indicar que la oxigenación hiperbárica aumenta la tolerancia al ejercicio (resistencia y potencia), incrementa la energía muscular, aumenta la elasticidad, y disminuye los niveles de productos químicos que dan la sensación de agotamiento y disminuyen la capacidad física, como el ácido láctico.

No hay comentarios todavía.

Responder

Acepto la política de privacidad